Roscón de Reyes, una tradición con sabor

Un nuevo año comienza, las fiestas de Navidad quedan atrás, con gran gozo hemos celebrado el mes de diciembre, con su día de la velita, el día 24 con la Navidad, el 28 día de los santos inocentes y la última y el 31 de diciembre. Han sido momentos para recordar, en la que las familias y amigos se han reunido para celebrar estas fiestas.

Días de aguardiente,  ron, y en el que todos los ritmos se han hecho presentes, al son de la mejor repostería con los dulce típicos: los panetones, los hojaldres,…

Una costumbre muy típica Española y que desde Castellana 104 hemos importado a Colombia es la del “Roscón de Reyes”, que sirve de colofón a las fiestas de Navidad y que sirve para conmemorar el día 6 de enero, festividad de los Reyes Magos.

¿Pero, cual es el origen de este típico dulce que tanto gusta a los colombianos y que durante todo el año se puede encontrar en Castellana 104?

El origen del “roscón”, aunque  lo asociamos a parte de la fiesta religiosa, con la llegada de los Reyes Magos al Portal de Belén, nada tiene que ver y su origen se remonta al siglo II a.C. en el que a mediados del mes de diciembre, tras la finalización de los trabajos en el campo y a lo largo de una semana, se realizaban unas celebraciones conocidas como ‘las Saturnales’ (como homenaje a Saturno,  dios de la agricultura y las cosechas) en las que se festejaba la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz;  hemos de tener en cuenta que en aquella época el año no acababa en diciembre, sino que se alargaba hasta finalizar el mes de febrero.

Las Saturnales eran un periodo de fiesta y jolgorio en el que los esclavos estaban excusados de cualquier trabajo y podían pasar esos días de una manera divertida y licenciosa.  Entre las muchos alimentos que se preparaban para tal celebración se realizaba una torta a base de miel y en la que se le introducía algunos frutos secos, dátiles e higos. Este postre se convirtió en uno de los más populares durante la celebración de la ‘fiesta de los esclavos’, como también era conocido dicho festejo.

Se calcula que fue en el siglo III d.C. cuando se introdujo un elemento típico del “roscón”, la conocida “haba”, un símbolo próspero y de fertilidad,  que aseguraba prosperidad durante el año a aquel que la encontraba.

Desde Castellana 104, queremos desearos un próspero año 2015, con salud y trabajo y lo mejor para todos.

Roscón de Reyes Castellana 104
Roscón de Reyes Castellana 104